Instituto Václav Havel - CADAL

A Few Sentences (Unas pocas frases)

El primer mes de 1989 ha mostrado claramente, una vez más, que aunque el actual líder de Checoslovaquia pronuncie las palabras “reconstrucción” y “democratización”, el gobierno realmente se resiste a la creación de la democracia o, al menos, eso es lo que se ve reflejado en el fondo.

Las peticiones e iniciativas que no son organizadas por los líderes, son negadas por ser calificadas, por dicho actor, como grupos de presión. Asimismo, han desmantelado asambleas pacíficas creadas por el pueblo y no le permiten al público participar u opinar en la preparación de nuevas leyes. Sin embargo, el mismo mes ha demostrado, al mismo tiempo, que el público se está liberando de su apatía y cada vez más personas adquieren al coraje para expresar en público su deseo por un cambio social. Dicha demanda, en la sociedad, comenzó a chocar contra la inactividad del poder, aumentó la tensión social y el riesgo de una crisis abierta empezó a ser una amenaza.

Ninguno de nosotros desea una crisis. Por lo que apelamos a los líderes del país a que entiendan que el tiempo llegó de verdad, mediante un cambio sistemático y que se da en un marco de discusión democrática. El primer paso hacia cualquier cambio significativo empieza con una nueva constitución y termina con una reforma económica, por lo que debe haber un cambio en el clima social en nuestro país, en el cual el espíritu de libertad, verdad, tolerancia y pluralidad regrese.

En nuestra opinión, es necesario:

1. La inmediata liberación de todos los presos políticos.

2. Que la limitación a la libertad de asociación cese.

3. Que no se persiga ni penalice las iniciativas independientes y que el gobierno las entienda como lo que siempre fueron a los ojos del público, lo que es como una parte natural de la vida pública y una expresión legitima de la diversidad. Al mismo tiempo, no se debe obstaculizar la creación de nuevos movimientos civiles, incluyendo uniones laborales independientes, alianzas y federaciones.

4. Que los medios y toda la actividad cultural no tome las responsabilidades de las diversas formas de manipulación política, que estas estén abiertas a realizar un libre intercambio de ideas y que los medios independientes de estructuras oficiales sean legalizados.

5. Que las justas demandas de todos los ciudadanos religiosos sean respetadas.

6. Que todos los proyectos planeados e implementados que permanentemente cambien el entorno del medio ambiente de nuestro país y que predeterminen las vidas de futuras generaciones sean inmediatamente presentados para una evaluación general por parte de expertos y el pueblo.

7. Que la libre discusión comienza no solo sobre 1950, sino que toma en cuenta la Primavera de Praga, la invasión por parte de 5 estados del Pacto de Varsovia y la subsecuente normalización. Se dice que algunos de los países cuyos ejércitos interfirieron en el desarrollo de Checoslovaquia están desapasionadamente discutiendo este tópico, mientras que en Checoslovaquia es un tabú, solamente para que los políticos y los líderes del estado responsables de 20 años de declive en áreas de vida social no tengan que abandonar el poder.

Todos lo que estén de acuerdo, hasta este punto, pueden apoyar con su firma.

Llamamos a que el gobierno no lo trate en la forma en la cual están acostumbrados a tratar con opiniones incómodas. Sería un golpe fatal reducir a cenizas la esperanza por la cual somos dirigidos y que es un deseo que la sociedad real dialogue, como la única salida de la calle sin salida en la que está Checoslovaquia.

Traducción de Juan Segovia.

Videos
Reconquista 1056 piso 11 - 1003 - Buenos Aires - República Argentina
Tel: (54-11) 4313-6599 / 4312-7743 | Fax: (54-11) 4312-4741 | E-Mail: ivh@institutohavel.org
© 2011 - 2018 Copyright Instituto Václav Havel / Todos los derechos Reservados